Savasana o la postura del cadáver

Savasana o la postura del cadáver es la postura usada para finalizar la práctica de yoga, y tiene como finalidad equilibrar la parte activa y la pasiva, relajar todo nuestro cuerpo y nuestras emociones.

A simple vista puede parecer una de las asanas más fáciles, pero es considerada como la postura más difícil.

En castellano, la palabra sánscrita Shava significa “cadáver” o “muerto”, por lo que podemos traducir Savasana como la postura del cadáver, aunque también se le suele llamar “postura de reposo” o “postura fácil”.

Savasana

¿Cómo hacer Savasana?

Como he dicho antes, a primera vista esta postura puede parecer muy simple, pero solo con que intentes hacerla te darás cuenta de que no es solo tumbarse y dormir.

  1. Primero debes tumbarte boca arriba con las piernas y los brazos un poco separados de tu cuerpo.
  2. Procura mantener las palmas de las manos mirando hacia arriba
  3. Rota los hombros y abre el pecho
  4. Reparte el peso del cuerpo por todo el suelo sin tensar ninguna zona. Busca la relajación más profunda.
  5. Cierra los ojos, respira profundo y relájate.
  6. Quédate en esta asana unos 7-15 minutos

En el aspecto físico esto es todo lo que debes hacer, pero otro de los puntos que tienes que tener en cuenta es no dormirte. Puede parecer sencillo, pero después de una práctica intensa, este es un difícil reto al que te enfrentarás sí o sí.

Beneficios de la postura del cadáver

  • Libera el estrés acumulado
  • Relaja el cerebro y el cuerpo
  • Ayuda a la gente con problemas depresivos
  • Mejora la presión arterial
  • Reduce el dolor de cabeza
  • Mejora el insomnio
  • Reduce la fatiga

Contradicciones

Desde mi punto de vista, esta postura no tiene ninguna contradicción que debas tomar en cuenta, ya que es una asana totalmente segura y tranquila.

Vídeo

Deja un comentario