Conociendo el yoga

| |

El yoga se adapta perfectamente a cualquier persona, con lo cual sólo tienes que asistir a una clase y explicarle al profesor/a si tienes algún tipo de dolencia o problema que te impida hacer cualquier asana, y éste hará que se adapte a tus posibilidades.

Las asanas ejercitan los músculos, huesos, tendones, vértebras y articulaciones del cuerpo. Actúan sobre los órganos internos, sistema nervioso y órganos. Es por eso que el cuerpo se mantiene en perfecto estado de funcionamiento cuando lo practicas asiduamente.

Los ejercicios de respiración yóguica (llamado pranayama), junto con la meditación armonizan el cuerpo y la mente, reforzando tu sensación de control, calma y claridad.

El yoga tiene más de 5.000 años. Su objetivo es mantener el equilibrio entre cuerpo, mente y espíritu.

La práctica continua es capaz de modificar la manera en que nos enfrentamos a la vida, haciendo ésta más confiada, serena y alegre. Es por eso que los que practican se vuelven flexibles de mente y cuerpo, dando belleza a los movimientos y brillo en la mirada.

El yoga es una luz, que una vez encendida, nunca se atenuará. Cuanto mejor es la práctica, más brillante es la llama.

B.K.S. Iyengar

Consejos para empezar la práctica

Conviene que tengas en cuanta antes de comenzar, algunos consejos básicos. Esto sirve para evitar lesiones y a la vez para una mayor comprensión del yoga.

. En el yoga no se busca la perfección, sino todo lo contrario, ya que con la práctica se van descubriendo muchos miedos y limitaciones. Aceptarlos es el primer paso para ir superándolos con naturalidad. Un poco de sentido del humor vendrá bien para ayudar a cultivar una humildad sana.

No forzar nunca! Cuando escuchamos nuestro cuerpo, aprendemos a evitar lesiones. Tenemos días buenos, y menos buenos, días en los que estamos más tensos o más cansados. Es importante aprender a conocerse para evitar lesiones.

. Hay una sindicaciones básicas sobre cómo colocar el cuerpo correctamente, pero has de encontrarte cómodo en ella y notar que la energía fluye y no se bloquea con el esfuerzo. B.K.S. Iyengar en el libro Luz sobre el yoga, dice que se sabe cuando una práctica es correcta, cuando “proporciona ligereza y alegría al cuerpo a la par que a la mente, acompañada de una sensación de unidad de cuerpo, mente y alma”

7 pautas para una sesión

  • Practicar con el estómago vacío.
  • Intenta que la practica sea temprano por la mañana o a última hora de la tarde.
  • Antes de empezar con la práctica, vacía la vejiga urinaria y evacua los intestinos.
  • Durante la práctica relaja los músculos faciales.
  • Fija la mirada en un punto nariz, entrecejo, dedos ..según te indique el profesor. Allí donde van tus ojos se dirigirá tu atención.
  • Respira por la nariz y regularmente.
  • Al finalizar la práctica, túmbate en savasana diez minutos.

Dolor lumbar después de hacer yoga

Next

Deja un comentario