Yoga para niños | Beneficios, posturas y más

Mi hijo siempre ha sido un “manojo de nervios“, nunca se quedaba quieto, los profesores siempre me decían que era un mal estudiante, distraía a sus compañeros… Un día se me ocurrió apuntarlo a yoga para niños, y poco a poco lo noté más centrado, mejoró sus notas y se encontraba más tranquilo. Claro que esto no fue de la noche a la mañana, pero mi niño aprendió a gestionar su energía y sus sentimientos, GRACIAS.

Este es el testimonio de una madre que apuntó a su hijo a mis clases de yoga para niños. El primer día estaba un poco reacio a los ejercicios que hacíamos, pero en cuanto comenzamos con los juegos de yoga, empezó a integrarse con los demás compañeros. Gracias a las clases, asanas y juegos, poco a poco aprendió a gestionar sus emociones y sus nervios.

Lo último sobre yoga para niños

Posturas de yoga infantil

Aunque en el yoga para niños, y en cualquier tipo de yoga, las posturas no lo son todo, sí que es un pilar fundamental en cualquier clase a la que asistas.

Por ello te traigo las 5 mejores posturas de yoga para los niños, cómo se hacen y sus beneficios:

1. La postura del árbol

Postura del árbol

La postura del árbol, como vemos en la imagen, se hace con ambos piés juntos y las manos juntas firmes. Mirando un punto fijo elevamos un pié hasta la rodilla y manteniendo el equilibrio, elevamos los brazos hasta juntarlos encima de la cabeza. Hacemos un par de respiraciones y repetimos con la otra pierna.

Beneficios: Fortalece los múculos de las piernas, los gluteos, el abdomen, mejora la concentración y el equilibrio.

2. Postura del gato

Postura del gato

Con las rodillas y las manos en el suelo, exhalamos arquendo la espalda como cuando un gato está enfadado y bajamos la cabeza, al inhalar elevamos la cabeza y el culete despacito estirando bien la espalda, llevando ahora la barriga abajo.

Beneficios: relaja, estira y fortalece los muesculos de la espalda.

3. Postura de la marioneta

Postura de la marioneta

Con los dos pies en el suelo, dejamos caer el tronco y los brazos hacia el suelo, nos quedamos lacios como una marioneta.

Beneficios: Relaja la espalda y la cabeza

4. La postura del rugido del león

La postura del rugido del león

Desde la postura del gato, nos sentamos en los talones, inhalamos elevamos la cabeza y al exhalar abrimos bien grande la boca emitiendo un sonido igual al rugido de un león, llevamos la mirada lo más arriba que podamos.

Beneficios: Estimula los músculos de la lengua, la mandíbula liberando tensiones. Ayuda a los niños que tengan problemas de timidez y tartamudez.

5. La postura del niño

Postura del niño

Desde la posición de gato, apoyamos el culete en los talones, llevamos la cabeza al suelo, los brazos hacia atrás y descansamos.

Beneficios: Estira la espalda, el cuello y relaja todos los músculos.

Los Beneficios del yoga en los niños

Los niños de hoy en día llevan vidas de adultos, y esto es impepinable. Tienen que estudiar, hacer deberes, ir al colegio, ir a las actividades extraescolares… Y a estas edades no están preparados para saber gestionar todo lo que esto conlleva, es por eso que necesitan un deporte que le ayude. Deportes como las artes marciales o el yoga harán que estos niños aprendan a gestionar ese estrés.

El yoga les enseñará a controlar su respiración, lo que en momentos de conflicto, podrán usar para relajarse y saber enfrentar tal momento.

Y no sólo eso, los niños también ejercitarán su parte física como en cualquier otro deporte, haciendo que se críen sanos y fuertes.

Pero, ¿qué otras ventajas ofrece la práctica de yoga?

  • Mejora la concentración, la atención, la imaginación y la memoria
  • Gracias a las asanas se mejora el equilibrio y el sistema nervioso
  • Además, con los juegos y el compañerismo se mejora la autoestima
  • Flexibiliza las articulaciones, desarrolla los musculos
  • Mejora higiene postural
  • Mejora la circulación sanguinea
  • Baja el nivel de estrés, aportando calma y relajación
  • Mejora capacidad pulmonar gracias a las respiraciones
  • Enseña a gestionar las emociones
  • Agudiza los sentidos
  • Mejora las habilidades sociales

Practicar yoga para niños en casa, ejercicios y más

No, no es necesario apuntar a tu hijo/a a clases de yoga para que practique yoga de forma correcta, también puede hacerlo en casa. Lo que sí te digo es que se perderá la relación que pueda tener con otros niños y el profesor. 

Dicho esto, si quieres montar tus clases de yoga infantil en casa necesitas tener un par de cosas en cuenta:

  • Vestíos de forma cómoda, y si es con ropa holgada mejor
  • Acondicionad el sitio donde vayáis a practicar de forma que sea confortable y apetezca hacer yoga
  • El sitio donde vayáis a practicar debe ser amplio y cómodo, por ejemplo el salón de tu casa
  • Usa material de yoga óptimo como esterillas antideslizantes
  • Practica a la hora que más te convenga, puede ser antes de ir al colegio, por la tarde… eso sí, mantén ese horario fijo como si fuese una clase extraescolar en cualquier otro sitio
  • Fija también los días que vais a practicar. Puede ser lunes, miércoles y viernes; martes y jueves… Cuando más te convenga
  • Procura realizar la práctica con el estomago vacío, dos horas después de haber comido
  • Además, los días de luna llena no se recomienda la práctica de yoga, y si es así, que sean solamente relajaciones y meditaciones.

Una vez aclarados todos estos puntos, te dejo algún vídeo para que puedas hacer tus clases como un profesional.

Además, también te dejo algunas posturas a parte de las de arriba para que puedas hacer con tus peques.