Yoga en la adolescencia

La adolescencia es la etapa de mayores cambios en la vida de las personas; se producen  a todos los niveles; físico, intelectual (nuevas creencias, nuevas experiencia…) hormonal y emocional (timidez, necesidad de independencia, de pertenencia a un grupo, desajustes energéticos, etc.)

Con la práctica de yoga se encuentra un gran reto, al mantener las posturas más difíciles, con mayor alineación y por más tiempo.

El Yoga, en esta maravillosa y difícil etapa, les ayuda como una tabla de surf en medio del oleaje, tratando de mantenerse en pie, mientras disfrutan de su adrenalina.

A nivel físico, les da  una mayor conciencia  de su cuerpo al enfatizar cada alineación de la asana (postura), creando una gran conciencia acerca de cómo funcionan y reaccionan los músculos. Cómo el estrés crea desequilibrio muscular y cuáles pueden ser las consecuencias de ello en el tiempo

A nivel interno fomenta la confianza en sí mismo, el respeto personal, el amor propio, la autoestima, la confianza y la esperanza.

Fomenta la determinación, la perseverancia y el compromiso

Promueve la auto-disciplina y enseña la auto-relajación

A través de la práctica de pranayana (ejercicios de respiración que conducen a la concentración)  mejora la capacidad pulmonar, respiratoria y mejora el oxigeno en sangre.

     “Si vamos a enseñar la verdadera paz en este mundo y si vamos a entablar una verdadera guerra contra la guerra, debemos empezar con los niños, y si permitimos que ellos crezcan en su inocencia natural, no tendremos que luchar, no necesitaremos adoptar acuerdos infructuosos y ociosos, en cambio iremos desde el amor hacia el amor y desde la paz hacia la paz, hasta que por fin todos los rincones del mundo estén cubiertos con esa paz y ese amor que todos, consciente o inconscientemente, añoramos”   

MAHATMA MOHANDAS GANDHI

Deja un comentario