Incienso Nag Champa, el mejor aroma para meditar

Nag Champa, que literalmente significa “espíritu de champa”, es el aroma típico de los Ashrams o monasterios del norte de la India y el incienso más indicado para una sesión de meditación.

¿Qué es el Nag Champa?

 Nag Champa es realmente un término genérico que describe toda la familia de fragancias que incorporan el extracto de la flor de champa en su composición. La champa es considerada una flor sagrada en todo el sudeste asiático y por eso en los altares de los templos de la India suele haber varillas (agarbatti) de incienso Nag Champa como ofrenda a los dioses.

La champa es una flor de 5 pétalos blanca y amarilla, aunque también puede ser rosada, que crece en árboles caducifolios. Es originaria de Mesoamérica y era muy utilizada hace más de 2.000 años por las culturas Maya y Azteca, donde tenía un complejo significado simbólico. Posteriormente, la flor de champa se llevó al sur y al sudeste de Asia y, desde que llegó a esta zona, el árbol de la flor de champa se ha plantado junto a los templos budistas e hindúes. El nombre científico de la flor de champa es plumeria, llamada así en honor del botánico francés Charles Plumier, aunque popularmente en occidente se la conoce como frangipani, en honor de una marquesa italiana de nombre homónimo que por primera vez la utilizó en perfumería.

La base del incienso Nag Champa es el extracto de la flor de champa mezclado con madera de sándalo y con una resina conocida como “halmadi”, procedente de un árbol llamado Ailanthus Malabarica. Dependiendo de la variedad de incienso Nag Champa, también puede incorporar resina de benzoína, una fragancia muy apreciada en perfumería que se obtiene de la corteza de un árbol de la familia del Styrax. Algunas variedades de incienso Nag Champa incluyen también extracto de geranio o de vainilla. La versión más exquisita del incienso Nag Champa incorpora extracto de Champaca, una flor de elevado precio procedente de un árbol de la familia de los magnolios que hace que el aroma del incienso Nag Champa sea más intenso.

¿Por qué es este incienso el mejor para meditar?

Según la tradición budista e hindú, el aroma que desprende la flor de champa purifica el ambiente, elimina la energía negativa y favorece la meditación. Además, el aroma de la madera de sándalo tiene propiedades relajantes y ayuda a serenar la mente. Al quemar el incienso Nag Champa su aroma impregna toda la estancia y deja una profunda huella en nuestro espíritu, que permanece hasta mucho después de haberlo apagado. Por eso el incienso Nag Champa es el favorito de casi todos los centros de yoga.

Para fabricar el incienso Nag Champa de forma natural, primero hay que recoger todos los ingredientes con las manos, sin utilizar métodos mecánicos. Por razones medioambientales, es importante que la madera de sándalo proceda de ejemplares que lleven varios años muertos y no de árboles talados para tal efecto. A continuación, se muelen manualmente todos los productos naturales que proporcionan la fragancia hasta conseguir un polvo muy fino. Este polvo se mezcla con un carbón vegetal procedente de la cáscara del coco y con la resina de halmadi hasta formar una pasta. Esta pasta se enrolla manualmente en una varilla de bambú y luego se deja secar al sol durante varios meses hasta que adquiere la consistencia adecuada. El tiempo de secado varía dependiendo de que el proceso se haga durante la estación seca o durante la estación húmeda. El incienso Nag Champa fabricado de manera artesanal es más fiel al aroma original que los inciensos Nag Champa que se producen de manera industrial, ya que estos últimos utilizan aceites químicos que emulan los aromas naturales.

Deja un comentario